viernes, 5 de julio de 2013

Reseña: Por trece razones de Jay Asher

Por trece razones de Jay Asher
No se puede detener el presente, ni tampoco rebobinar el pasado. El único modo de llegar a conocer el secreto… es darle al PLAY.
Clay Jensen es un adolescente como cualquier otro que encuentra, al llegar un día a casa, una misteriosa caja sin remitente dirigida a su nombre. El contenido no es otro que una serie de cintas de grabación, siete en total, que parece haberle enviado Hannah, una compañera de clase que no hace ni dos semanas que se ha suicidado. A pesar del desconcierto que supone volver a oír la voz de Hannah, Clay descubrirá que son trece las razones por las cuales ha decidido quitarse la vida, trece caras de cassete y que, por ello, son trece las personas que deben escucharlas. Él es una de ellas. “Es un juego muy sencillo: primero las escuchas, luego las pasas” dice Hannah en la primera cara.
¿Qué razones son esas y qué tiene que ver él con ellas? A lo largo del día, Clay se irá obsesionando con las grabaciones y hasta recorrerá la ciudad con un mapa que ella misma le ha proporcionado. Pero he aquí un viaje distinto del esperado, un viaje donde el punto de llegada es precisamente el mismo que el de partida y en el que solo hacen falta unos nuevos ojos para verlo todo como por vez primera. Hannah irá desgranando poco a poco su vida en un intento de poner de manifiesto las consecuencias, grandes o pequeñas, de las cosas que hacemos y dejamos de hacer, y que cambian el mundo a veces sin darnos cuenta.


Un día como cualquier otro, al llegar a casa, Clay se encuentra con que le ha llegado un paquete por correo. Sin remitente, una caja de zapatos con siete cintas de casete. Intrigado, busca la manera de empezar a escucharlas, pero no es lo que se espera: quien habla en las cintas es Hannah Baker, una compañera de clase que se ha suicidado hace menos de dos semanas...
Empezaré comentando mi primera impresión de este libro. Primero de todo, el título ¿las trece razones de qué? Y aquí es cuando viene la sinopsis. Sinceramente pienso que es el tipo de libro que llama la atención en un primer momento. Aun así, al empezarlo tampoco me esperaba gran cosa...
En este libro nos encontramos con dos narradores en dos, digamos, tipos diferentes da narración: primero, Clay Jensen, que nos va contando sus impresiones y sus recuerdos en presente. Por otro lado, Hannah, que nos cuenta su historia en las cintas en una especie de, como dice Clay "retorcida carta de suicidio", intentando que esas trece personas no solo sepan los motivos de su decisión de quitarse la vida, sino que abran los ojos... Casi como si se tratara de una protesta (así lo vi yo) para intentar concenciarlos y por qué no, torturarlos un poco.
La pluma del autor es sencilla, pero reflexiva y sabe captar bien la esencia y la personalidad de cada narrador a la perfección. Punto a favor. Además, desarrolla la trama de manera fluida y ligera, con un ritmo muy ágil. He de decir que, aunque no es un libro precisamente blando, me esperaba algo mucho más duro.
Ahora, la trama está bien pensada. No tiene grandes giros ni da muchas vueltas, sin ser demasiado sencilla, bien hilada y sabiendo mantenernos en vilo, con un toque de misterio. Y claro, es un libro que saca más de una lagrimilla (me sorprendió mucho no llorar, con lo llorica que soy. Fue algo como casillorar, más bien), pero a pesar de ello también saca alguna sonrisa por su sencillez y sobre todo, por su aplastante realismo. 
Por trece razones es ese tipo de libro que estremece y hace que el lector se preocupe por los personajes según avanza. En serio, tenía una cara de angustia que no podía con ella según leía. 
Anécdotas a parte, en cuanto a los personajes, es muy fácil empatizar con ellos. En mi caso, he empatizado en especial con Hannah lo cual ha llegado a preocuparme okno, sobre todo en la primera mitad y con Clay, especialmente en la segunda mitad. En la segunda miad, no solo me cayó mejor el buenazo de Clay, sino que me costó un poco seguirle el ritmo a Hannah. Me explico: si bien hasta la mitad o así entendía perfectamente lo que estaba contando, sus sentimientos, etc, en la segunda mitad hubo un momento en el que me perdí. Pero nada que me amargara la lectura. En cuanto a los secundarios, para resumir: todos unos capullos, en mayor o menor medida.
Aun así, hay un punto que no me ha gustado demasiado, y lo voy a comentar aun a riesgo de que sea un pequeño spoiler: el hecho de que, en cierto momento, parezca (como cosa rara) que el chico es el héroe y la chica es la que necesita ser salvada. Creo que si alguien ha leído el libro me entenderá. Ahora, aunque no me hiciera demasiada gracia, debo admitir que encaja en la trama y que probablemente sea algo que he sacado un poco de contexto, no sé...
Como ya he dicho, es un libro que me hadado mucho que pensar porque, no nos mintamos, todos sabemos de alguien que ha pasado por alguna que otra situación similar a las que ha narrado Hannah (o al menos yo sí).
El final, es cerrado (ya de entrada sabemos como va a acabar Hannah) pero por otra parte, es algo abierto (ejemClayejem)
En definitiva, Por trece razones es un libro que hace reflexionar, una lectura fresca y entretenida, que se pasa más rápido de lo que cabría esperar y engancha desde la primara página. Una novela que, sin duda, merece la pena.

Editorial: Ediciones Ambar
Año: 2009
Nº de páginas: 224
ISBN: 8493678449

Por cierto, no es por que cunda el pánico... Pero si la memoria no me falla, ¿hará un mes o así leí en alguna parte que Selena Gómez podría hacer de Hannah en una posible película? Decidme que no, por favor...
¿Lo habéis leído o querríais leerlo? ¿Qué os pareció? Nos vemos en la próxima entrada :)

2 comentarios:

  1. La verdad parece un libro genial! :D
    saludos!

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo pendiente y espero
    que me guste tanto como a ti.
    Un beso.

    ResponderEliminar