Reseña comic: Horimiya vol. 4

39075650Título: Horimiya, vol. 4
Autor: Hero
Dibujo: Daisuke Hagiwara
Editorial: Norma Editorial
Año: 2018
Nº de páginas: 176

Sinopsis: Miyamura confiesa sus sentimientos mientras Hori parece estar dormida a causa de la fiebre, pero ¿se trata de una declaración en toda regla o de una simple reflexión en voz alta? La relación y los secretos que unen a esta atípica pareja van evolucionando con el paso de los días… ¡Viva la adolescencia, esa época tan chispeante de la vida!


Empecé a leer Horimiya hace unos años, cuando ni siquiera estaba publicado en castellano. Aprovechando que Norma los está editando en castellano, he leído este cuarto volumen y he vuelto a las aventuras de nuestra pareja favorita.
Como esto es el cuarto volumen y no he reseñado los anteriores aqui, os pondré un poco en contexto, evitando los spoilers dentro de lo posible, aunque tengo que decir que Horimiya es una de esas historias en las que hablar de spoilers no tiene demasiado sentido.

En Horimiya nos encontramos con una historia juvenil romántica combinada con algo de slice of life. La historia transcurre de manera muy tranquila y presenta la relación entre sus dos personajes principales de manera muy natural. Sí, sabemos que se van a enamorar y todo eso, pero primero entablan uan fuerte amistad (por ejemplo, ni siquiera se dan la mano hasta el volumen tres). Lejos de ser tedioso y terrible, esto es un buen punto. Horimiya no es sólo la historia de cómo dos personas se enamoran y empiezan a salir y ahí termina la historia o sólo un romance que ya está empezado cuando comienza la historia. Por el contrario, Hero se esfuerza por mostrarnos todo el proceso de una realción, desde el primer volumen en adelante, por lo que al leer, uno tiene la sensación de que todo fluye de manera natural.
Miyamura y Hori
¿Quién es Hori? Hori Kyouko es una chica de secundaria normal y corriente, una estudiante brillante que tiene sus amigos y guarda un secreto: es también ama de casa  tiempo completo y casi ejerce de madre para su hermano pequeño ya que sus padres están fuera todo el día trabajando. Esto causa que a pesar de ser muy popular en la escuela, Hori no tenga vida social más allá de ella. ¿Y quién es Miyamura? Miyamura Izumi es un chico callado, nada brillante y que sus compañeros de clase toman como un rarito, pero que  fuera de clase es totalmente distinto (incluso físicamente). Por casualidades del destino, ambos descubrirán sus respectivos secretos y empezarán una amistad muy especial.
Hori y Miyamura


Hasta aquí hemos hablado un poco de la historia general. Ahora trataremos en concreto el cuarto volumen. Aquí nos encontramos con que, después de muchas idas y venidas Miyamura por fin se le ha confesado a Hori. Pero, por supuesto, los malentendidos no termianrán cuando por fin decidan empezar a salir.

Horimiya 4 mantiene el tono dulce, suave y diverdido, pero muy vivo, de los anteriores números. Mantiene también sus problemas, claro (principalmente un ligero sexismo que suele presentarse en la mayoría de mangas y de forma no tan ligera, así como en la mayorái de novelas románticas). En genral no es algo que me haya resultado totalmente apabullante, o excesivamente molesto. No profundizaré en mi opinión al respecto, pero realmente si dejase de leer cada cosa que tiene tinte sexista en este mundo, tristemente casi que dejaría de leer (las gafas moradas son muy pesadas a veces). Os animo a que, si le dais una oportunidad, juzguéis por vosotros mismos este hecho, y decidáis si queréis o no seguir.
Yuki!

En todo caso, si bien este volumen no me gustó tanto como los dos primeros, mantiene el nivel del tercero y sigue siendo una lectura muy ligera, que se difruta, que hace sonreír y entornar lso ojos a partes iguales. Es exactamente el tipo de manga que leería si hubiese tenido un mal día y quisiera tomarme un respiro, o si quisiera pasar una tarde apacible.


Debo añadir también que he amado al padre de Hori (que más bien podría ser su hermano mayor, a decir verdad) y todas las escenas en las que estaba él han sido muy divertidas. Aún así, me resultó algo triste ver que Hori es realmente la única adulta de su casa.

El arte me gustó bastante. Los personajes tienen características muy propias y hay momentos realmente adorables. En el apartado artístico, Horimiya es brillante, fresca y desenfadada, pero también dulce, algo muy acorde con el tono de la propia historia.

Este volumen lo leí en un suspiró y me gustó bastante. Sin duda continuaré con las aventuras de Hori y Miyamura en el futuro.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña: La canción de Aquiles de Madeline Miller

Reseña: Malinche de Laura Esquivel

Reseña: la isla del tesoro de Robert L. Stevenson