miércoles, 7 de mayo de 2014

Reseña: American Gods de Neil Gaiman

American Gods de Neil Gaiman.

¿Es que no hay nada sagrado?
Días antes de salir de prisión, la mujer de Sombra, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, emprende el regreso a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Miércoles, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América.
Juntos se embarcan en un viaje extraño a través de los Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse.
Poco a poco descubriremos que Miércoles es una encarnación de Odín y que está reclutando viejos dioses, cuyos poderes han disminuido por el tiempo y la falta de creyentes, para participar en una guerra contra los nuevos dioses: aquellos que conforman la tecnología moderna.


 Este libro lo leí en febrero, para una lectura conjunta organizada por Beleth de Book Eater y ya, ya sé que se ha retrasado un poco mucho la reseña. Pero que conste que solo su piblicación porque ya tenía el borrador casi hecho, por ahí perdido. En fin.

Esta es la historia de Sombra, un hombre al que le empiezan a suceder cosas como mínimo extrañas, empezando por la muerte de su esposa, Laura, a la que quería con locura y estaba deseando ver después de un par de años en prisión. 
Vale. Pero (o sin pero) me enamoré perdidamente de este libro. En serio. Fue como amor puro, pero no a primera vista. En las primeras páginas estaba como WTF.
Y bueno, la verdad es que el libro en general es un enorme, extrañísmo pero bien estructurado y mejor narrado aún, WTF. En muchas partes, a medida que ibas leyendo, no podías quitarte encima esa sensación de, ¿perdón? ¿Qué narices acaba de pasar aquí? Por no mencionar los OMG 0.0 Y los fangirleos de una servidora ligeramente obsesionada con la mitología.
A pesar de que me gustó mucho, tengo una especie de pega, algo que no me agradó del todo pero que, sin embargo, dejaría el libro extraño si faltara. Se trata de esa especie de nube de confusión, ensoñación y cierta pasividad y frialdad por parte del protagonista. Muchas veces, simplemente es un espectador y se limita simplemente a ver lo que ocurre, sin comentar nada, sin aportar nada, sin ni siquiera pensar sobre ello. Por eso me ha dado la sensación de que el protagonista se queda como un personaje que se queda un tanto corto, plano en ese sentido. Es como si no reaccionara de ninguna manera ante lo que ve, en el sentido de que creo que yo o cualquier otra persona estaríamos como "TÍO, ¡¡¡QUÉ FUERTE!!!! Esto no puede seeeeeer". Claro que también hay que verlo por la parte de que Sombra está un poco harto de todo y siente que no tiene demasiados motivos para vivir...
Respecto a su pasado, es oscuro y no sabemos demasiado de él (hasta que cierto personaje dice algo y lo flipé un poco, aunque me lo olía) pero Sombra en cierto modo evoluciona desde la incredulidad hasta... Bueno, solo hay que ver como acaba.
Los demás personajes me han gustado: Mr. Wednesday es genial, Anansi es tronchante y cuando apareció Bast, morí de amor. Eso sólo por poner algunos ejemplos. Y Laura... La verdad es que no he sabido muy bien qué pensar acerca de ella (a parte de que compartimos un nombre que es genial) y un personaje que ha aparecido poquito pero que me ha encantado es Sam. Esa chica es sencillamente fabulosa.

Respecto a la narración, es un estilo difícil de describir. Sólo se puede decir que es característico del autor, sin más. Es fluído, intrigante y extraño. Tengo que admitir que me chocó un poco cuando empezó a hablar, por ejemplo de sexo, dado que lo único que había leído de Gaiman era Coraline, y ese es un libro infantil... 
En la historia central, se intercalan relatos más cortos sobre la llegada de los diferentes dioses a Norte América. Era como leer pequeños cuentos-precuela intercalados en la novela, que nos ayudan a comprender el tema. Eran sencillamente magníficos a la hora de leer, tan intrigantes y diferentes.
La premisa me gustó mucho: dioses antiguos contra dioses nuevos, cada pueblo que ha pisado esa tierra ha llevado consigo sus cultos... Eso implica que los dioses son conceptos, inmortales en la mente de las personas y me ha gustado muchísimo ese planteamiento.
Sin embargo, aunque el final me gustó también (es todo sorpresa y acción) el giro que da, en mi opinión, no acaba de concordar con la primera premisa. Para mí, por "culpa" de esto se quedó en una fantástica novela de fantasía en vez de la reflexión curiosa que había venido siendo. Esto no quiere decir que lo estropee, para nada, pero para mi gusto, le quitó algo de "genialidad".
En definitiva, American Gods es un libro que recomendaría a prácticamente todo el mundo, una historia que engancha, intriga, está bien narrado y plantea unas ideas interesantes, además de que trata un tema que me encanta: el de la mitología, pero desde un punto de vista más original, quizá no nuevo, pero diferente, sin duda. Gaiman ha conseguido con esta novela, enamorarme de nuevo.


Editorial: Roca
Año: 2012
Nº de páginas: 559
ISBN: 8499185428

3 comentarios:

  1. Hola
    tengo curiosidad a este libro hace un tiempo
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Este libro me tiene intrigada, no sé por qué hay algo que me llama y... vamos, que lo voy a tener que leer, jajaja

    Un besote guapa! ^^

    ResponderEliminar
  3. Si te crees que has hecho tarde la reseña....piensa en mí, que ni la hice xDDD soy lo peor como organizadora jajaja
    Yo opino más o menos parecido, que el libro está genial pero que te deja bastante confusa xDDD
    Me alegro mucho de que te gustara!

    ResponderEliminar