lunes, 28 de abril de 2014

Reseña: La Marca de Atenea de Rick Riordan

La marca de Atenea de Rick Riordan
Una lucha milenaria.
Siete adolescentes en apuros.
Y el fin del mundo a la vuelta de la esquina.

El destino de la humanidad pende de un hilo: Gea, la madre Tierra, ha abierto de par en par las Puertas de la Muerte para liberar a sus despiadados monstruos y los únicos que pueden cerrarlas son el equipo de semidioses elegidos por la antigua profecía.
Percy, Jason, Piper, Hazel, Frank, Leo y Annabeth, tienen un reto muy difícil y además, solamente cuentan con seis días para conseguirlo y, por si fuera poco, acaba de estallar la guerra entre sus dos campamentos y ahora ellos son un objetivo…
  


HEROES OF OLYMPUS:
1. El héroe perdido
2. El hijo de Neptuno.
3. La Marca de Atenea.
4. La casa de Hades.
5. Blood of Olympus (octubre 2014 en EE.UU.) 

Aquí, continuamos las aventuras de Jason, Piper, Leo, Percy, Hazel, Frank y por supuesto Annabeth, los siete por fin están reunidos y el destino parece muy incierto para los semidioses en su lucha contra Gea. Por si fuera poco, no parece que los dos campamentos estén muy dispuestos a colaborar entre ellos...
¿Por qué Tío Rick? ¿POR QUÉ? Una vez dicho esto, procedo a la reseña.
Para empezar, tengo que decir que amo esta saga, y a este autor y sus personajes y su mundo que viene a ser la mezcla perfecta de fantasía mitológica y el mundo, digamos real. Hace ya meses que lo leí así que no creo que recuerde todos los detalles. Quién me manda. 
Continuamos con nuestros protagonitas anteriores. Ya en El héroe perdido conocimos a tres personajes completamente nuevos: Leo, Jason y Piper. En El hijo de Neptuno, no sólo nos reencontramos con nuestro archiconocido Percy sino que además nos presentaron a dos personajes bastante adorables: Hazel y Frank (además de otros secundarios como Reyna, Octavian...). Pues bien, en este libro se reúnen todos, quedando una mezcla estupenda. Tenemos de nuevo capítulos narrados en tercera persona, desde el punto de vista de diferentes personajes: Annabeth (por fin con voz propia tras siete libros), Percy, Piper y Leo. Nuestros niños (porque recordemos que los protagonistas tenían doce años al comienzo de la primera saga) se hacen grandes y eso se va notando.  Sobre los narradores, tengo que decir que he amado los de Annabeth, que le tengo mucho cariño a Percy (y es un personaje ficticio, pero no importa) y Leo es... Amor puro y duro (aquí es donde se me ve lo fangirl que soy). Respecto a Piper, no tengo nada en contra de ella, tiene sus puntazos, sin duda, aunque en algún momento era muy hija de Afrodita, por decirlo de algún modo. También se notan el montón de hormonas con las que carga el Argo II, porque ya no solo tenemos parejitas felices, también alguna otra cosa más complicada. Sobre personajes secundarios os diré que cada vez me encanta más Reyna y Octavian cada vez es más odioso...
Riordan ha sabido sacarle, como siempre, el máximo partido a su argumento, quedando una historia que desborda acción y no tiene un solo momento de cese. Llega un punto en el que es imposible despegarse del libro, es como una adicción de la que no puedes desengancharte... Y que al final te parte el corazón. Porque se acaba, y de qué manera. Es de esas veces en las que uno se tira de los pelos, porque no puede creer que ya haya acabado.
Repasamos mitos, cómo no y salen a la luz secretos y situaciones. Mucho mucho giro de trama, ya os digo. No hay manera posible de aburrirse. Es sin duda una lectura muy amena. Y aunque tiene algunos momentos más dramáticos, más sorprendentes y puntualmente más serios, sigue sin perder ese toque de humor tan característico en las otras obras del autor, que sigue sabiendo cómo llevar esto de la manera más sorprendente, después de tantos sobresaltos...Todos los frentes siguen abiertos de cara al final.
Por cierto, yo lo leí en inglés y aunque no tengo el libro en castellano, he llegado a la conclusión de que disfrutaré mucho más de estos libros leyéndolos en su lengua original.
En definitiva, La marca de Atenea mantiene la intriga, la acción y el humor de anteriores entregas, añadiendo algunos puntos que nos dejarán con la boca abierta. Una entrega que nos dejará con los ojos como platos (y según la persona, incluso lágrimas...) y ganas de empezar el siguiente. 




                    -------------------------------------------------------------------------------------

¡Hola a todos! Primero de todo, muchas gracias por seguir ahí y bienvenidos a los nuevos lectores. Lamento muchísimo la ausencia. La constancia no es mi fuerte, si además se junta con exámenes, trabajos y algo de pereza... En fin, ya véis. Espero que no me hayáis echado mucho de menos. De todas formas, aquí está la reseña tan largamente prometida (diminuta, claro, eso es lo que me pasa cuando no reseño justo después de acabar). Besos, abrazos y todo tipo de cariño y agradecimiento de una servidora :)

6 comentarios:

  1. Adorooo esta saga!!! ya verás con La casa de Hades :3

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy leyendo por el momento la de "Percy Jackson y los dioses del olimpo", pero cuando termine con ellos intentaré ponerme con esta saga *-*

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Holaaaaaa ^^
    ¿Te puedes creer que con lo que me encantó Percy Jackson, todavía no me he puesto con esta saga? Y eso que tengo los tres primeros... xDD A ver si los leo dentro de poco ^^
    Besos ^^

    ResponderEliminar
  4. Esta saga es muy buena y tranquila, aunque este libro nos deja como que OMG WHAAAAT? cuando leas el siguiente vas a sentir que el final fue bueno, o al menos así lo creo yo
    Pd: Trata de leer la casa de hades despacio para que no te mate la espera como a mi por Blood of Olympus
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. A ver cuando encuentro el momentopara empezar a leer a Rick <3.
    PD: ¿Te importaría pasarte por mi log? Es nuevo y necesita apoyo. Mil gracias por adelantado.
    Un beso,
    Kayla

    ResponderEliminar
  6. Esta es mi saga favorita por siempre, Rick riordan es simplemente genial <3 y bueno ese final cuando yo leí la saga ya me lo sabía y ya había salido BoO, así que ... pude sobrevivir hahaha.

    ResponderEliminar