miércoles, 3 de septiembre de 2014

Mini reseña: Graceling de Kristin Cashore

Graceling de Kriatin Cashore.

Hay gente en estas tierras que tiene poderes extraordinarios a los que llamamos gracias. Una gracia puede tener un valor infinito o puede ser totalmente inútil. Una gracia puede hacer que alguien sea veloz como el viento, o que sea capaz de predecir el tiempo, mientras que otras sólo harán que hables al revés sin pensar o te subas a los árboles. Mi nombre es Katsa. Soy un instrumento que mi Rey utiliza para castigar a sus enemigos. Mi gracia es matar. 

LOS SIETE REINOS:
1. Graceling.
2. Fuego.
3. Bitterblue.  

Tenía ganas de leer Bitterblue, pero como descubrí que se trataba de una saga, decidí empezar por el principio. Lo esperé con muchas ganas y al principio me gustó,... Pero las cosas no tardaron en ir mal.
Graceling me pareció una lectura con demasiados altibajos: en un inicio bien y subiendo, luego bajando un poco, bajando después en picado. Más tarde se recuperó un poco hasta alcanzar niveles normales. Y de pronto un bajón impresionante para llegar a las últimas páginas, donde parecía recuperarse... Hasta que llegó ese final (que ahora mismo no recuerdo pero que sé que odié).
Los personajes son varios y variados: la protagonista es Katsa, con la que no empaticé en absoluto y me pareció una copia mala de Katniss Everdeen. Luego tenemos a Po. Él me caía bien y me resultaba muy simpático la mayor parte del tiempo. Bitterblue (con lo poquito que apareció) se ganó mis simpatías, al igual que Raffin (en serio, era el único que se ganó mis simpatías de manera absoluta. Merecía más paginas). Los demás... Mejor no comento.
Lo que más me fastidió de esta novela es que tenía potencial y que la escritura en sí (mayoritariamente) no estaba mal. La premisa podría haber dado más de sí, creo yo. Quizá es que me imaginaba una cosa completamente diferente, pero el caso es que a pesar de que era muy entretenido y adictivo en ciertas partes, en otras tenía ganas de tirarlo por la ventana. Por no mencionar que era un constante y enorme WTF pero no en el mejor sentido...
Podría decirse que tengo una relación amor/odio con Graceling ya que al termirar, quería saber más, qué les pasaba a los personajes, como seguirían... Le cogí alguna especie de apego. Y a la vez, deseaba no haberlo leído nunca porque verdaderamente me decepcionó.
Ahora, a parte de nuestra relación tortuosa, supongo que es un libro disfrutable, que no está mal para una tardecita de invierno (o unas tardecitas) ya que, eso sí, engancha. Y mucho.